Los 5 mejores contratos laborales para pymes y autónomos

LABORAL (4) 7183670_s

Muchos de nuestros de nuestros clientes, sobre todo pymes y autónomos, es decir el 90% de la estructura empresarial de nuestro país, desconocen qué contratos laborales pueden realizar ante la necesidad de contar con un nuevo empleado que no les suponga por un lado, una carga económica social importante y por otro lado, el que tampoco les suponga una atadura con el consiguiente coste en caso de extinción de dicho contrato.

La realidad es que nuestra normativa laboral está dirigida a la existencia de una única forma de contratación laboral, la indefinida, siendo el resto de contratos meras excepcionalidades en dicha normativa, que por necesidades reales de nuestro mercado empresarial se han acabado convirtiendo en las más utilizadas desde hace ya muchos años.

Hablamos de los contratos temporales o de duración determinada, que son al fin y al cabo los que ante la incertidumbre de las ventas e ingresos futuros son los preferidos a la hora de contratar a un empleado, por las muchas veces errónea convicción, de que dichos contratos no suponen ni ataduras ni coste económico mayor.

Los contratos temporales (eventual por circunstancias de la producción o por obra o servicio determinado son los más utilizados) son muy utilizados, pensando, que son contratos en los que la empresa puede “deshacerse” del empleado cuando quiera y como tal, no suponen ataduras ni coste ante un futuro despido.

Es verdad, que si realizamos dichos contratos conforme estipula nuestro Estatuto de los Trabajadores, no suponen excesivas ataduras, pero muchas veces se contrata por dicha forma temporal, no por existir la causa que exige la ley para su formalización (verdadera acumulación de tareas imprevista y temporal en el tiempo, servicio u obra específico con un principio y un fin…), sino por mera conveniencia temporal, que supone, que al final de la contratación, el empleado, al no haber existido causa real de la temporalidad esgrimida en su contrato o esta era falsa, o la obra no ha sido la concretada,…pueda impugnar la extinción por fin de contrato temporal, solicitando que su contrato ha sido realmente indefinido, justo el contrato que desde inicio queríamos evitar.

En todo caso, independientemente de que podamos acudir a dicha contratación temporal de forma correcta y sin riesgos, donde obviamente el asesoramiento laboral es imprescindible para evitar complicaciones futuras, debemos saber que a la finalización de los mismos debemos indemnizar al trabajador, como si se tratara de un contrato indefinido, con 12 días de salario por año trabajado, es decir 8 días menos que en caso de un despido objetivo de un trabajador fijo por causas económicas, organizativas o de producción y,  21 menos que el peor de los casos, despido declarado improcedente. Con ello debemos ser conscientes, que en más ocasiones de las que creemos, la contratación indefinida es más idónea que el abuso la contratación temporal.

Dicho lo cual, muchas veces, como es lógico y como es nuestro deber como asesores, debemos informar al cliente de los más interesantes contratos actuales (pues la normativa cambia constantemente), que sin ánimo de ser muy técnico al respecto, para una mejor comprensión, entiendo y que seguro comparten mis colegas, son los siguientes.

1.- Contrato de trabajo por tiempo indefinido de apoyo a los emprendedores

Las empresas que tengan menos de 50 trabajadores podrán concertar el contrato de trabajo de apoyo a los emprendedores y PYMES.

El contrato se celebrará por tiempo indefinido ya sea a tiempo parcial o completo y además tiene un año de periodo de prueba, por lo que le hace mucho más atractivo que un contrato eventual o por obra dado que éstos últimos tienen a su finalización una indemnización de 12 días de salario por año de servicio.

Si formalizamos este contrato y al año extinguimos el contrato por no superar el periodo de prueba, no pagaremos indemnización alguna y en un contrato temporal 12 dias de salario.


Un contrato eventual de una duración de un año de un trabajador que cobre 1.200,00 € al mes nos supondrá a su finalización una indemnización de 552,33 €, si lo hacemos por indefinido no costará nada su finalización por baja en periodo de prueba.


Además, tenemos las siguientes bonificaciones si contratamos a estos desempleados:

  • a) Jóvenes entre 16 y 30 años, ambos inclusive, la empresa tendrá derecho a una bonificación en la cuota empresarial a la Seguridad Social durante tres años, cuya cuantía será de 83,33 euros/mes (1.000 euros/año) en el primer año; de 91,67 euros/mes (1.100 euros/año) en el segundo año, y de 100 euros/mes (1.200 euros/año) en el tercer año.

Cuando estos contratos se concierten con mujeres en ocupaciones en las que este colectivo esté menos representado las cuantías anteriores se incrementarán en 8,33 euros/mes (100 euros/año).

  • b) Mayores de 45 años, la empresa tendrá derecho a una bonificación en la cuota empresarial a la Seguridad Social, cuya cuantía será de 108,33 euros/mes (1.300 euros/año) durante tres años.

Cuando estos contratos se concierten con mujeres en ocupaciones en las que este colectivo esté menos representado, las bonificaciones indicadas serán de 125 euros/mes (1.500 euros/año).

En el supuesto de que el contrato se celebre a tiempo parcial, las bonificaciones se disfrutarán de modo proporcional a la jornada de trabajo pactada en el contrato.

2- Contrato Indefinido  exento de cotización a la Seguridad Social para favorecer la creación de empleo indefinido

  En los supuestos de contratación indefinida  la aportación empresarial a la cotización a la Seguridad Social por contingencias comunes se verá reducida en los primeros 500 € de cotización es decir 118,00 € al mes durante dos años y 59 € al mes durante un tercer año si la empresa tiene menos de 10 trabajadores.

 Es decir en un periodo de tres años ahorraríamos más de 3.500,00 € en seguridad social.

  Si la contratación es a tiempo parcial, cuando la jornada de trabajo sea, al menos, equivalente a un 50 por 100 de la jornada de un trabajador a tiempo completo comparable, la cuantía  se reducirá de forma proporcional al porcentaje de reducción de jornada de cada contrato.

3.- Contratación indefinida de un joven por microempresas (<10 trabajadores) y empresarios autónomos

Las empresas, incluidos los trabajadores autónomos, que contraten de manera indefinida, a tiempo completo o parcial, a un joven desempleado menor de treinta años tendrán derecho a una reducción del 100 por cien de la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes correspondiente al trabajador contratado durante el primer año de contrato


Si contratamos indefinidamente a un trabajador que cobra 1.200 € al mes nos cuesta aproximadamente por 462 € en seguros sociales al mes, si formalizamos este  contrato el coste durante el primer año será de 131.60 €, es decir ahorraríamos en un año casi 4.000,00 €


4.- El contrato de trabajo en prácticas temporal

Tiene por objeto la obtención por el trabajador de la práctica profesional adecuada al nivel de estudios cursados. No se trata únicamente de adquirir experiencia en un trabajo determinado, sino también de que esa experiencia actúe sobre los estudios cursados.

Este contrato podrá concertarse con quienes estuvieren en posesión de título universitario o de formación profesional de grado medio o superior o títulos oficialmente reconocidos como equivalentes

Títulos habilitantes: Son títulos profesionales habilitantes para celebrar el contrato en prácticas los de Diplomado Universitario, Ingeniero Técnico, Arquitecto Técnico, Licenciado Universitario, Ingeniero, Arquitecto, y Técnico o Técnico Superior de la formación profesional específica, así como los títulos oficialmente reconocidos como equivalentes que habiliten para el ejercicio profesional.

Su duración no podrá exceder de los dos años (salvo convenio que establezca otra duración)

Los contratos en prácticas tienen un importante incentivo, que es que tienen reducido su salario entre un 30 % y 15% (según convenio) el primer y segundo año.

Y  pueden ser beneficiarios de incentivos a la contratación:

Si el contrato se concierta con un menor de 30 años se tendrá derecho a una reducción del 50% de la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes correspondiente al trabajador contratado durante la vigencia del contrato.


Si contratamos un informático o administrativo de formación profesional que gane en convenio 1.200,00 €, podremos abonarle un 30% menos en su primer año, es decir 840,00 € (360,00 € menos de sueldo al mes) y un 15% menos el segundo año, es decir 1.020,00 € (180,00 € menos al mes). En dos años ahorraríamos casi 6.500 € de sueldps, y además si tiene menor de 30 años, nos ahorraríamos adicionalmente, 3.400 €, casi 10.000 € en dos años.


Pero además, si a su finalización lo  convertimos en indefinido, y la empresa tiene menos de 50 trabajadores,  nos bonificarían durante 3 años con 500 € al año o 700 € al año si es mujer

5.- Contrato para la formación y el aprendizaje temporal

Es el más barato, e ideal para operarios de baja cualificación. Su coste en S. Social es 0 €.

El contrato para la formación y el aprendizaje tiene por objeto la cualificación profesional de los trabajadores en un régimen de alternancia de actividad laboral retribuida en una empresa con actividad formativa recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo

Las ventajas para la empresa son:

SALARIO: Es proporcional al tiempo efectivo de trabajo

  • PRIMER ANO DE CONTRATO: El 75% del SMI o el establecido en convenio
  • SEGUNDO ANO DE CONTRATO: El 85% del SMI o el establecido en convenio

 REDUCCIÓN DE CUOTAS EN LA SEGURIDAD SOCIAL:

  • 100% para pequeñas y medianas empresas.
  • 75% si la plantilla de la empresa es superior a 250 trabajadores.

 COTIZACIÓN A LA S.SOCIAL:  Fija y reducida, 97,46 €/mes que con la reducción sería 0 € para PYMES.

 INCENTIVO: Por la transformación del Contrato en Indefinido.

Reducción en la cuota empresarial a la empresa a la S.Social durante 3 años de:

  • 1.500€
  • 1.800€(en el caso de las mujeres)

 FORMACIÓN: del trabajador es 100% bonificada

Como nota final, estos contratos en sí mismos muy atractivos, requieren por otro lado, un compromiso razonable, de que la empresa esté al corriente de pagos con Hacienda y Seguridad Social, así como otros requisitos, según el tipo de contrato elegido, como el compromiso temporal de mantenimiento de plantilla, que pueden ser razonablemente asumidos por el empleador y con un coste administrativo asequible en caso de que nos veamos avocados al incumplimiento de los mismos.

Egoístamente, todos querríamos disponer de un contrato laboral cuyo coste fuera mínimo y que  pudiéramos extinguir a nuestro justo criterio, pero de momento es una utopía, pues también todos entendemos y defendemos que los empleados tengan sus máximos derechos, pues no estamos ante una contratación donde una parte sea la que imponga, pero entiendo que dichos derechos deben actualizarse, ya que quizás, no vayan por el camino de la indefinición como concepto absoluto de las relaciones laborales, sino por la motivación, implicación en la empresa del trabajador como parte fundamental de la misma, conciliación real de la vida laboral y familiar y formación continua  de los mismos.

De momento y a fecha actual, contamos con estos contratos que ayudan a la pyme y al autónomo en su difícil quehacer diario, ofreciendo nuestro asesoramiento para ayudar a la empresa en dicha difícil labor.

Felipe García
Área Socio-Laboral de Rojumar Asociado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s