LA INSPECCION ANTE EL REGISTRO DE LA JORNADA LABORAL

39716076 - end of workday business concept

La Inspección de Trabajo ha implantado en este año la necesidad de controlar las horas diarias realizadas por los trabajadores.

Hasta fechas recientes, la empresa no creía estar obligada a llevar un control de las horas realizadas salvo en los contratos a tiempo parcial conforme establece el art. 12.5 h) del Estatuto de los Trabajadores, que fue modificado a estos efectos por el Real Decreto-ley 16/2013, de 20 de diciembre, de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores.

Quedando establecido,  que la jornada de los trabajadores a tiempo parcial se registrará día a día y se totalizará mensualmente, entregando copia al trabajador, junto con el recibo de salarios, del resumen de todas las horas realizadas en cada mes, tanto las ordinarias como las complementarias.

Nada se decía de manera contundente – existiendo jurisprudencia contradictoria- del registro y control diario de la jornada de los trabajadores a tiempo completo hasta la sentencia de la Audiencia Nacional de la Sala de lo Social nº 207/2015 de fecha 04/12/2015, que resolvió una demanda de conflicto colectivo entre los sindicatos más representativos contra Bankia, que en resumen pretendían ampliar la obligación establecida de registro para los contratos a tiempo parcial a los contratos a tiempo completo, basándose además en una interpretación del art. 35.5 que establece que  a efectos del cómputo de horas extraordinarias, la jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el período fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente”

 Los demandantes defendían, que debe existir un registro diario de las horas realizadas por los trabajadores a tiempo completo, por cuanto es requisito necesario, para acreditar la realización de horas extraordinarias conforme dispone el descrito art. 35.5 ET .

 Bankia se opuso a dicha interpretación, puesto que hasta la fecha no era necesario dicho registro por no realizarse horas extras, y sólo debería llevarse a cabo cuando estas eran efectivamente realizadas.

Bankia defendió la presunción de cumplimiento de la jornada, no existiendo obligación legal o convencional, que obligue a disponer de un sistema de control horario o registro.

En resumen el contencioso, a estos efectos de registro, consistía en saber si es obligatorio para la empresa que se establezca un sistema de registro de la jornada diaria efectiva que realiza la plantilla, que permita comprobar el adecuado cumplimiento de los horarios pactados.

La resolución de la AN resolvió a favor del registro diario de la jornada de todos los trabajadores.

Para ello lo fundamenta,  subrayando que la previsión contenida en el art. 35.5 ET, como recuerda la STS 11-12-2003 y reitera STS 25- 04-2006, rec. 147/2005, ” tiene por objeto procurar al trabajador un medio de prueba documental, que facilite la acreditación, de otra parte siempre difícil, de la realización de horas extraordinarias, cuya probanza le incumbe. De este medio obligacional de patentización de las horas extraordinarias deriva que sea el trabajador el primer y principal destinatario de la obligación empresarial de elaborar “a efectos del cómputo de horas extraordinarias la jornada de cada trabajador… entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente”.

Queda claro, por tanto, que en el resumen no se contiene el número de horas extraordinarias realizado diariamente, sino la jornada realizada diariamente. Así pues, si la razón de ser de este precepto es procurar al trabajador un medio de prueba documental para acreditar la realización de horas extraordinarias, parece evidente que el registro de la jornada diaria es la herramienta, promovida por el legislador, para asegurar efectivamente el control de las horas extraordinarias.

Ante dicha resolución la Inspección ha puesto en marcha un control de dicho registro de la jornada diaria de todos los trabajadores, para lo cual la empresa debe disponer de un medio acreditativo del mismo, ya sea el habitual control de fichajes o en su defecto una hoja mensual de registro diario de entrada y salida por trabajador, firmado por éste y entregado mensualmente, y que la empresa deberá mantener en su poder durante al menos cuatro años.

De lo contrario la Inspección puede sancionarnos:

  • Si el contrato es a tiempo parcial, el trabajador contratado a jornada parcial se presumirá automáticamente a jornada completa, salvo prueba en contrario.
  • Si el incumplimiento se debe a la falta de control horario la sanción sería entre 60 y 625 euros por una infracción  leve conforme art. 6.6 de la Ley de infracciones y sanciones.
  • Si se comprueba incumplimiento de jornada la sanción sería de entre 625 euros y 6.250 en su grado máximo de 6.250 euros.

Es por ello que en ROJUMAR ASOCIADOS nos ponemos a disposición de todos nuestros clientes para asesorarles al respecto sino para indicarles la herramienta más idónea para el cumplimiento de lo exigido por la Inspección en su empresa,

 

Felipe García
Área Jurídica y Socio-Laboral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s